La fiebre de comprar se dispara en las vacaciones

¿Sabías que somos más propensos a comprar durante nuestras vacaciones? Esto es así porque nuestra mente se olvida un poco de los gastos que vamos a tener que enfrentar en el día a día, por lo que nos sentimos más libres a poder hacerlo (aunque esto no quita que no nos vayamos a arrepentir de ello de cara al futuro). Las últimas tendencias aseguran que ahora gastamos mucho más dinero en nuestras compras en Internet (cómo en http://www.compraralia.net, por ejemplo). La razón de ello es la comodidad y es que, independientemente del lugar en el que podamos llegar a estar, podemos hacer estas compras sin tener que complicarnos demasiado la vida.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que este periodo es ilusional; en otras palabras, puede darse el caso de que todo el estrés que nos hemos quitado durante las vacaciones, se vuelva sobre nosotros y nos empiece a afectar de una forma muy caótica sin nin tan siquiera darnos cuenta. Por ejemplo, si hemos abusado de la tarjeta de crédito, en el momento en el que nos venga el pago de la misma puede que nos llevemos las manos a la cabeza.

No hay nada de malo en despilfarrar algo de dinero durante nuestras vacaciones, pero siempre haciéndolo con cabeza. La idea es hacer una especie de planning inicial antes de empezar las vacaciones, y siempre respetando un cierto margen por si acaso gastamos más de lo que hemos pensado. Sin embargo, pasados ciertos límites, es importante frenar y pensar que ahora hay que recuperar dinero para poder seguir gastándolo en otras ocasiones de cara al futuro.

Si lo hacemos bien, no estaremos en bancarrota cuando las vacaciones hayan terminado.

Leave a Reply