Inhala y Exhala la pureza de lo natural en tus vacaciones

El poder disfrutar del aire libre es una actividad que no tiene precio. La contaminación ambiental se ha encarado de hacernos cada vez más pequeño el espacio en el que podemos respirar o recibir aire puro. Si caminamos por las calles de la ciudad podremos darnos cuenta de la capa de humo que se forma sobre nuestras cabezas con cada vehículo o autobús que por allí transita. Y este aire es el que respiramos a diario, producto de la ubicación de nuestras oficinas o lugar de trabajo, siempre debemos atravesar esta espesa cada de contaminación para llegar a nuestro destino.

Pero no cabe duda que nos hemos ganado un tiempo para disfrutar del aire libre, y más que ganarlo lo merecemos. También es cierto que esta contaminación es producto de nosotros mismos, de todos los recursos que explotamos y desechamos a nuestro antojo, pretendiendo que esto avance sin dejar consecuencias.

Afortunadamente quedan o hemos dejado algunos espacios disponibles, donde podemos darle a nuestros pulmones un poco de consentimiento, nada mejor que ir a un lugar rodeado de muchos árboles, un parque, una montaña y sentarse por lo menos 30 minutos solo a observar la naturaleza e inhalar y exhalar el aire que ella nos regala nos regala.

Leave a Reply