Descansar a plenitud y sin preocupaciones

Si te sientes exhausto, agobiado, estresado, agotado, es momento de que te tomes unas buenas vacaciones y dejes atrás todo eso que te mortifica. Este es el medio más efectivo para que dejes atrás las tensiones y la ansiedad. Las vacaciones son un tiempo de suspensión y vaciamiento de las actividades normales que realizamos a diario, por lo que se requiere que las mismas estén adentradas en el propio ser, que estén llenas de calma y serenidad, lejos de todo aquello que envuelve el entorno cotidiano, pues muchas veces planeamos vacaciones tan agitadas que terminamos regresando más cansados de lo que nos fuimos. Es necesario llenar este vaciamiento con relajación, meditación, descansos en casa que nos permitan disfrutar de la quietud y la tranquilidad.

De hecho, si se pone en práctica el tomar vacaciones breves y reiteradas, proporcionaremos a nuestro cuerpo una especie de convalecencia natural o cura. ¿Por qué trabajar por períodos tan largos, hasta llegar a provocar un colapso en los trabajadores para luego ofrecerle unas vacaciones tan cortas con las que no se reconforta? No se logra el descanso que se requiere y se ocasionan en algunos casos enfermedades.

Las vacaciones son simplemente para estar libre, desocupado, descansando y haciendo lo que más nos gusta.

Leave a Reply